domingo, 5 de fevereiro de 2006

Los porteros de São Paulo


He pasado cinco años de mi vida en São Paulo, una ciudad atractiva, inabarcable y monstruosa que me quitó por completo las ínfulas de ser una urbanita y me empujó a aceptarme como lo que soy, una chica de pueblo.
Viví en varios sitios, con especial intensidad en Vila Madalena (um lugar gostoso e diferente) y en Peixoto Gomide, enfrente del Parque Trianon, el último reducto de mata atlántica de la ciudad.
De mi rutina doméstica hay que resaltar la importancia que en mi vida tenían los porteros, una figura emblemática en Brasil, como aquí lo fueron en su día los serenos. Fueron mis más eficientes profesores de portugués de Brasil, los que me pusieron al día del tejido humano del "prédio", los que me facilitaron muchas claves para entender el modo de vida local, los manitas para "consertar" lo que fuera. Nunca tuve llave del portal porque siempre estaba allí "o Sr. Barbosa", "o Joaquim" o tantos otros.
Esta página de Zé Porteiro se ha hecho famosa en Brasil, incluso se emiten episodios en uno de los magazine más visto de la Globo, O programa do Jô.
Me gusta porque elige como protagonista (caricaturizado) a una figura que me trae muy buenos recuerdos, porque podemos escuchar el portugués paulistano de las clases populares y el más dengoso de maurizinhos y patrizinhas, el caipira del interior de São Paulo o el ceceo del Presidente Lula, porque da un paseo por el São Paulo "mais lindo" y porque nos acerca en clave humorística a cuestiones actuales brasileñas.
Quien esté familiarizado con los modos de vida de allí, pasará un buen rato presenciando las aventuras de este héroe. Quien no lo esté, puede empezar a sumergirse de manera lúdica en los temas de la sociedad brasileña contemporánea.
Zé porteiro crece y crece desde que lo dejé en São Paulo. Ahora ha ascendido a portero del Presidente Lula. Os dejo con él.
Carmen Rojas

3 comentários:

Guapa disse...

Olá minha amada Carmen, só você mesma para me fazer criar um Blogger para deixar um recado a esta pessoa excelente e que me ensinou muito nos cinco anos em que ficou aqui no Brasil.
Me lembro de quando contava de que aprendera a navegar na Internet com seus sobrinhos. Está de "enhorabuena" por seu blogger e para você cito um frase de "amigo" meu: "Tudo vale a pena se a alma não é pequena"
A saudade está cada vez mais apertada, entretanto desejo que você navegue mares mais longínqüos e leve esta simpatia e sapiência a quem precisa, mas vem ver os amigos do outro lado do "charco" de vez em quando.
Felicidades

Guapa disse...

Olá minha amada Carmen, só você mesma para me fazer criar um Blogger para deixar um recado a esta pessoa excelente e que me ensinou muito nos cinco anos em que ficou aqui no Brasil.
Me lembro de quando contava de que aprendera a navegar na Internet com seus sobrinhos. Está de "enhorabuena" por seu blogger e para você cito a um frase de "amigo" meu: "Tudo vale a pena se a alma não é pequena"
A saudade está cada vez mais apertada, entretanto desejo que você navegue mares mais longínqüos e leve esta simpatia e sapiência a quem precisa, mas vem ver os amigos do outro lado do "charco" de vez em quando.
Felicidades

Anabel Briones disse...

Hola Carmen,

Me encantó tu comentario sobre los porteros de São Paulo, entre otras cosas porque me trajo muy buenos recuerdos de cuando éramos vecinas en la Rua Peixoto Gomide. Fue un tiempo inolvidable, pero ahora recuerdo especialmente algunos paseos por la Avenida Paulista, el Parque Trianon o Ibirapuera los sábados por la mañana, alguna cena en el restaurante japonés al lado de casa, unas vacaciones en Ilha Bela (“Nossa, mas que saudades!”), y también alguna charla sobre la enseñanza del español en Brasil y alguna “parceria” para el Seminario de Dificultades del Español para Lusohablantes, que con tanto éxito de crítica y público organizaste en los últimos años.
Me alegro de haber compartido todo eso contigo. Y ahora estamos a este lado del charco, yo como profesora de Portugués en Madrid... Una pena no ser extemeña, o vivir en Extremadura, para formar parte de la APPEX, que tanto promete en la difusión del Portugués. Aprovecho para darle mi enhorabuena y desearle una larga y fructífera vida.

Un abrazo.

Anabel Briones